Nace un PUEBLO en Greenfield Jóvenes universitarios buscan traer equidad racial a su ciudad natal

El corazón cultural de Greenfield permanece en el centro de la ciudad | Foto por Yajaira García Meza

| FEATURED

Por Yajaira García Meza

“Salir de Greenfield” y luchar por una vida mejor se define como éxito en esta pequeña ciudad agrícola en el Valle de Salinas. Muchos de los que han tenido el privilegio de asistir a una universidad o mudarse de Greenfield terminan instalándose en un lugar que ofrece más oportunidades. Esto es innegable: nuestra comunidad está mal financiada, nuestra gente es criminalizada constantemente y las disparidades ambientales hacen que sea poco atractivo para los jóvenes nativos de Greenfield recientemente educados regresar y vivir aquí.

Sin embargo, el crecimiento de la ciudad es evidente, ya que se está construyendo un nuevo centro comercial y viviendas. Lo que es dolorosamente obvio es que se están ignorando los problemas internos. Las familias de Greenfield no pueden pagar el costo de vida, nuestras escuelas tienen la llamada “conducto” de la escuela a la prisión y existen problemas de salud predominantes debido al envenenamiento por pesticidas. Nuestra comunidad aún tiene que recuperarse de los traumas generacionales del racismo sistémico.

Enlarge

PUEBLO-vines-Meza
The Vines en Greenfield, un nuevo centro comercial al este de la carretera 101 en Walnut Ave., comenzó a construirse en 2017 y se espera que tenga un hotel de 85 habitaciones, ya aprobado por los funcionarios de la ciudad. | Foto por Yajaira García Meza

Creando un nuevo PUEBLO

Fue en esta coyuntura que muchos de nosotros vimos con horror el asesinato de George Floyd a manos de un oficial de policía blanco, y cómo el movimiento Black Lives Matter arrojó luz sobre la falta de educación sobre los problemas que afectan a las comunidades negras.

En Facebook, el alcalde de Greenfield Lance Walker, publicó un video proclamando que “todas las vidas importan”, lo que creemos es una falta de respeto a las muchas personas negras que han muerto a manos de los agentes de policía. El video causó un gran revuelo en la ciudad, con mucha gente apoyándolo y otros deplorando. Esto reveló la gran necesidad de nuestra comunidad de aprender sobre el racismo sistémico que ha prevalecido en este país desde la colonización.

Es un tema difícil: se cree que las conversaciones sobre el racismo sistémico traen “problemas raciales” a Greenfield. Pero para los jóvenes latinos como yo, que crecimos enfrentando los innumerables desafíos que trae el racismo sistemático, lo que esta conversación nos reveló es que los miembros de la comunidad ricos y privilegiados no pueden ver más allá de su propia visión limitada del mundo. Se niegan a aceptar que estemos en tierras robadas, que el sistema policial se fundó sobre la base del racismo y que las minorías han sufrido el racismo institucional durante generaciones.

Ante las reacciones racistas y negativas provocadas por el movimiento Black Lives Matter, varios miembros de la comunidad participaron en un chat grupal para discutir el asunto y organizarse contra estos sentimientos racistas en nuestra comunidad. Nuestras conversaciones y nuestra estrategia nos llevaron a formar un colectivo no partidista para combatir los problemas de justicia social en nuestra comunidad. Así se formó Pueblo Unido Eliminando Barreras a través de La Lucha Organizada – PUEBLO.

Primero identificamos que nuestra comunidad se vio afectada por la falta de educación sobre el racismo sistémico y, para lograr un cambio, debemos comenzar por educar a nuestra comunidad sobre el tema. En segundo lugar, debemos aumentar la participación cívica para crear líderes comunitarios empoderados que buscarán posiciones de liderazgo y aumentarán la representación dentro de nuestro Concejo Municipal. Por último, debemos comprometernos, exigir transparencia y buscar la rendición de cuentas dentro de nuestro ayuntamiento.

Desafortunadamente, en este clima político, la sensibilización sobre los problemas que ocurren en nuestra ciudad se percibe como una "agenda radical"

Primero: abordar las barreras del idioma

Los siete miembros fundadores de PUEBLO son todos nativos de Greenfield, jóvenes graduados universitarios que regresaron y comenzaron a poner nombre a los problemas que ocurren a nuestro alrededor. Los ocho miembros se empoderaron mutuamente para marcar la diferencia en nuestra comunidad.

Es hora de que los jóvenes comiencen a usar su voz e influencia para abordar los múltiples problemas en Greenfield. Nos involucramos en la política de nuestra ciudad. Desafortunadamente, en este clima político, la sensibilización sobre los problemas que ocurren en nuestra ciudad se percibe como una “agenda radical”. A menudo nos encontramos con reacciones negativas a nuestra participación, pero esto no nos ha detenido.

Uno de los problemas que hemos abordado es el hecho de que nuestra comunidad tiene una gran población de hispanohablantes, pero no hay mucha información disponible para ellos en español. Esta barrera del idioma rara vez se aborda.

Es importante reconocer que Greenfield tiene residentes indocumentados y sus voces tampoco se escuchan. El simple hecho de que no se les permita votar no significa que deban ser olvidados. Existe una desconexión y una falta de confianza entre los no ciudadanos y los funcionarios públicos. Su estatus migratorio les dificulta expresarse y expresar sus opiniones. Aquí es donde se necesita PUEBLO; debemos ser la voz de las voces marginadas.

“Organizarse como una comunidad ha sido un gran logro en un pueblo pequeño – hay un sentido constante de independencia y aprendizaje por uno mismo”, dijo Daisy Arévalo Mendoza, miembro fundadora. “Al juntarnos, hay más impacto”. Con la formación de PUEBLO estamos intentando deshacernos de la mentalidad de “pueblo pequeño”.

En octubre organizamos un foro de candidatos para el concejo municipal. Este foro tenía la intención de que la comunidad conociera los problemas de la ciudad e hiciera preguntas a los candidatos. En las páginas de las redes sociales de PUEBLO publicamos un formulario para los miembros de la comunidad para que pudieran plantear preguntas a los candidatos. El foro tuvo más de 1.800 visitas en Facebook. Aunque el foro estaba en inglés, lo tradujimos en su totalidad para dar acceso a los miembros hispanohablantes de nuestra comunidad.

A partir de múltiples conversaciones entre los líderes de PUEBLO, nos damos cuenta de la necesidad de incluir más voces de jóvenes. La miembro fundadora Rosa Hernández dijo: “Debemos comprometernos con los jóvenes, empoderarlos y ellos pueden contribuir mucho. La juventud tiene mucho potencial para compartir y ninguna dirección sobre cómo traducir la pasión en acciones concretas y hacer un cambio en la comunidad “.

Creamos PUEBLO Joven, un programa de pasantías y mentores que brinda a los estudiantes de secundaria diferentes perspectivas y promueve los esfuerzos entre los estudiantes para organizarse.

Enlarge

PUEBLO-Robascioti-Meza
Greenfield Community Park, un proyecto de casi $ 3 millones que tardó ocho años en desarrollarse, se inauguró oficialmente el 4 de julio de 2017. | Foto por Yajaira García Meza

Nuevo y prometedor

Actualmente estamos trabajando en dos oportunidades de becas para graduados, colegios comunitarios, universidades y estudiantes graduados. Colaboramos activamente con organizaciones como MILPA, UNIDOS y Safety Ag Safety Schools. Esperamos construir y fortalecer las relaciones entre los funcionarios públicos de la ciudad, el condado y el estado. PUEBLO se está preparando para que la segunda cohorte de PUEBLO Joven continúe empoderando a más jóvenes. Por último, estamos trabajando para escribir una carta al gobernador Gavin Newsom para dar prioridad a los trabajadores agrícolas para la vacunación COVID-19.

Todos somos nuevos en la organización de base y, a medida que pasa el tiempo, aprendemos de nuestros errores y mejoramos. A medida que pasa el tiempo, esperamos que PUEBLO se convierta en una organización sin fines de lucro. La miembro fundadora Monica Aguilar dijo que “el crecimiento será hermoso y continuará con ese compromiso”. A medida que PUEBLO crece, esperamos ofrecer pasantías pagadas, becas para estudiantes y recursos para la comunidad. También es nuestro objetivo seguir colaborando con otras organizaciones.

¿Tienes un comentario acerca de este artículo? Envíanos una carta.

APOYA EL PERIODISMO SIN FINES DE LUCRO

Yajaira Garcia Meza

About Yajaira Garcia Meza

I grew up in Soledad and Greenfield for most of my life, my love for my community drives my passion to bring change and justice across different systemic and institutional racism. I graduated from Greenfield High School in 2016. I am about to finish my Bachelors of Arts in Political Science and minor in Public Policy at the University of California, Berkeley.